Como enseñar a mi perro a ir al baño

Los perros tienden a hacer sus necesidades en un lugar seguro para ellos, normalmente en casa. Teniendo esto en cuenta, es posible que al perro le cueste al principio hacer sus necesidades en la calle. Puede ser que después de mucho pasear sin resultados, lo primero que haga el perro al entrar en casa sea hacer sus necesidades. Es esencial no castigarle cuando lo haga delante de nosotros, ya que puede asociar que orinar o defectar delante nuestra es igual a castigo y tampoco lo hará en la calle si estamos nosotros.

¿Recuerdan que toqué el tema de que hay que brindarles cariño y cuidarlos? Exacto, tampoco sirve de nada restregarle el hocico con los desechos o pegarle, ya que el perro no asociara el castigo con la acción de hacer del baño. En vez de eso hay que indicarle en señal de una desaprobación que eso no se hace y forzarlo a ver que lo que hizo no se hace ahí sino en el lugar que le indicamos. Recuerden, está aprendiendo.

Los perros tienen una alta capacidad para aprender muy fácilmente. Existen muchos métodos para enseñarlos a ir al baño y varios expertos quienes me han capacitado tienen opiniones diferentes las cuales siempre llegan al buen resultado de enseñarlos con éxito. Habiendo utilizado la mayoría de esos métodos puedo decirles que el más efectivo y rápido es el siguiente:

1.- Es importante identificar el lugar donde tiene permitido ir al baño, ya en varias ocasiones se lo hemos indicado (con una señal de desaprobación e indicacando el lugar correcto y se le ha premiado por hacerlo) para esto ya tuvimos en cuenta que ya sabemos el horario en el cual tiene acostumbrado ir (ver artículo anterior) en ese momento hay que llevarlo a pasear y es regresar a casa y una vez en la puerta, darse la vuelta y continuar con el paseo.

2.- El perro estará deseando llegar a casa para ir al baño en el lugar que está acostumbrado y el cual nosotros no aprobamos y el perro al ver que están a punto de volver a casa ya se estará preparando y estará listo y punto de ir. Pero al no entrar, volverá ha retenerse, con lo que si en el paseo lo “engañas” 2-3 veces, buscaremos llevarlo al lugar donde queremos que lo haga y esperaremos no mas de 10 minutos con él, no podrá aguantarse mas y no tendrá mas remedio que hacerlo, momento en que lo premiaremos y felicitaremos.

3.- Cuando empieza a aprender a hacerlo fuera de casa, lo primero que debemos hacer cada día es sacarlo a la calle y lo último bajarlo antes de acostarnos, creando asi un ciclo que el perro pueda aprender. Tambien es importante que el perro coma siempre a las mismas horas.




4.- Una vez el perro haga del baño siempre donde tiene permitido hacerlo es esencial premiarlo (comida) y acariciarlo con señal de aprobación cuando lo haga, ya qué identificará esto como un comportamiento premiado y asegurará que lo haga por toda su vida. Si vemos que empieza a dar vueltas o se dirige a la puerta con ansiedad, le sacaremos a pasear, pues seguramente nos está avisando de que tiene la necesidad de salir. Este mismo método funciona si tienes un patio o lugar dentro de tu casa donde le tienes permitido hacer. Infalible. Y recuerden, hay que premiarlo, acariciarlo (el contacto físico es muy importante) y aprobarlo cuando lo haga bien para que el mantenga dicha conducta y nunca la olvide.

Hay que tener en cuenta que un cachorro no tiene la capacidad de retención de un perro adulto, por lo que nos tendremos que adecuar a sus necesidades, reduciendo paulatinamente sus salidas a un mínimo de 3 o 4 diarias, realizadas siempre a las mismas horas.

El perro que aprenda por este método automaticamente estará educado para avisar si tiene que salir a ir al baño (o tiene una puerta u obstáculo que no le permite llegar al lugar que tiene designado) y nos comunicará cuando tiene que hacerlo. Nos ahorrará tiempo, dinero, esfuerzo y tanto dueño como perro habrán hecho vínculo muy importante para poder enseñarle muchas mas cosas.